TENDENCIA ECLECTICA

El término eclecticismo significa escuela seleccionadora y sus raíces se remontan al período de esplendor de la filosofía griega. Para ese entonces, denotaba un intento de
2910.jpg
Paradigma Ecléctico
apertura, de reconocimiento de que la verdad, sin importar su origen y su ideología, era el resultado de un compromiso que no evidenciaba el apego a una línea teórica particular. A partir de esta concepción general, Gagné (1985) postula la teoría ecléctica, denominada así por encontrarse racionalmente organizada y ser verdaderamente sistemática. Existe en ella una unión importante entre conceptos y variables del conductismo y del cognoscitivismo. La teoría ecléctica de Gagné se apoya en un modelo de procesamiento de información, que a su vez se basa en una posición semi-cognitiva de la línea de Tolman (Agüero, Alvarenga y Díaz, 2005) quien fuera defensor de los principios del conductismo propositivo.

La literatura especializada reporta posiciones encontradas en relación con la adopción de una tendencia ecléctica para la enseñanza de lenguas extranjeras. Por un lado, existen autores que destacan las debilidades y las consecuencias nefastas de la puesta en práctica de esta tendencia pedagógica. Sus argumentos se centran en la ausencia de sólidos fundamentos teóricos que soporten el desarrollo de dichas prácticas y en el peligro de asumir conductas sin coordinación, como resultado del seguimiento fiel de metodologías rígidas propuestas por autores de esta tendencia (Allen, 1983; Lazarus y Beutler, 1993).
img_educacion2.jpg
Paradigma Ecléctico (proyección del concoimiento)
El tipo de eclecticismo criticado por estos autores se caracteriza por ser arbitrario, ingenuo, incoherente, asistemático y, sobre todo, carente de orientación filosófica (Lazarus y Beutler, 1993; Glascott y Crews, 1998).

Los argumentos esgrimidos por aquellos autores que defienden la postura ecléctica son de naturaleza variada, no obstante, los mismos pueden encauzarse en dos vertientes que reflejan sus razonamientos. La primera, se fundamenta en principios de aprendizaje derivados de la psicología educativa y considera que estos últimos deberían ser evaluados, en términos de productos de aprendizaje determinados empíricamente. Asimismo, los defensores del eclecticismo asumen la posibilidad de que dichos principios psicológicos puedan ser confirmados, modificados o rechazados (Reeder y Forster, 1996; Norris y Ortega, 2000 ambos en Mellow, 2002; Larsen-Freeman, 2000).


La segunda vertiente a favor del eclecticismo, se opone al carácter mecanicista e inflexible que se desprende del uso de un conjunto limitado de procedimientos y
DSC00246-Medium-300x225.jpg
Paradigma Ecléctico (en el aula)
actividades provenientes de una teoría específica. En consecuencia, se destaca la coexistencia de principios generados de teorías de aprendizaje emergentes (Schwab 1971; Gilliland, James y Bowman, 1994; en Mellow, 2002) que revelan el carácter progresivo y flexible de una teoría concebida como un programa de investigación científico (Lakatos 1981).

Los planteamientos precedentes resultan válidos para la implementación de un enfoque ecléctico en los escenarios de enseñanza-aprendizaje de idiomas extranjeros. Con respecto a los principios derivados de la psicología educativa, las prácticas educativas actuales resaltan la importancia de la evaluación no sólo del resultado empírico, como producto final del aprendizaje formal de la lengua meta, sino la evaluación de la serie de pasos que implica este mismo proceso de aprendizaje. Durante este trayecto existe la posibilidad de confirmar, modificar o rechazar cualquier manera de proceder. De esta forma, resulta evidente la concepción de los principios psicológicos inmersos en la primera postura que favorece al eclecticismo.

En lo concerniente a la flexibilización de los principios teóricos postulados por los defensores del eclecticismo, los mismos sugieren el uso ilimitado de cualquier procedimiento no importando su inclinación teórica. La mayor ventaja que ofrece esta flexibilización es que permite recurrir a cualquier tipo de estrategia de enseñanza-aprendizaje que contribuya al alcance del objetivo propuesto, que en este caso es el desarrollo de destrezas lingüísticas dirigidas al aprendizaje de la lengua extranjera. En este sentido y al igual que en la vertiente anterior, se hace más énfasis en el proceso que
educacion-infantil.gif
Paradigma Ecléctico (Roles: docente-estudiante)
en el producto final del aprendizaje.

A partir del análisis realizado sobre las consideraciones iniciales que apuntan hacia la adopción de un enfoque ecléctico, esta investigación persigue consolidar los lineamientos teórico-metodológicos que fundamentan tal proceder didáctico. Para lograr la meta propuesta se postulan cuatro principios medulares en los cuales confluyen las principales razones que justifican la aplicación de esta tendencia ecléctica.



PRINCIPIOS DEL ECLECTICISMO

La adopción de una posición ecléctica para la enseñanza de lenguas extranjeras por parte del docente, amerita tomar en cuenta ciertos parámetros que le otorgan un carácter formal y científico a esta posición dentro del clima de libertades e individualidades que posee el educador bajo este paradigma educativo. El abanico de posibilidades al cual se
educacion-global.jpg
Paradigma Ecléctico globalizado
enfrenta el docente como seleccionador de la estrategia didáctica adecuada requiere tener presente ciertos principios inherentes a su responsabilidad de promocionar aquellas virtudes extraídas del método o estrategia seleccionada. Estos principios son: selección, secuencia, pertinencia y coherencia, los cuales se describen seguidamente.

La selección consiste en la escogencia acertada y plenamente justificada de estrategias de enseñanza que se ajusten a las necesidades e intereses de las diferentes individualidades existentes en el grupo de aprendices. Para ello, el docente debe realizar un diagnóstico preliminar sobre las características de los estudiantes en cuanto a conocimientos previos, tanto del idioma meta como de los tópicos a ser discutidos. Asimismo, conviene indagar sobre los diferentes estilos de aprendizaje que caracterizan a cada uno de los participantes. A partir de los hallazgos provenientes del diagnóstico preliminar, el docente podrá revisar el inventario de estrategias instruccionales disponibles y derivadas de diferentes enfoques teóricos, a fin de determinar cuál combinación de estrategias se ajusta a las situaciones particulares detectadas.

Otro aspecto a considerar dentro de este principio medular está relacionado con las
educacion_publica_popular-large.jpg
Paradigma Ecléctico (adoptado en la educación)
condiciones que prevalecen en el contexto educativo. La selección de estrategias también involucra estar conscientes de la disponibilidad de recursos instruccionales, las características del aula y el espacio físico o ambiente en general. De modo que, todos estos aspectos repercutirán en la selección razonada del tipo de estrategias de enseñanza a implementar.


En lo que respecta al segundo principio medular, la secuencia, cabe señalar que una vez seleccionadas las estrategias a implementar para satisfacer las necesidades detectadas, es necesario determinar el orden en el cual habrán de organizarse. Para ello, es aconsejable partir de estrategias con las cuales los estudiantes estén familiarizados e ir incorporando progresivamente otras que sean desconocidas. Este mismo proceder debe prevalecer para la selección y secuencia de los materiales y contenidos a enseñar.

Aun cuando los contenidos educativos se encuentran previamente establecidos en los programas de estudio, corresponde al docente determinar la secuencia que deberán seguir dichos contenidos. Esta secuencia no necesariamente tendrá un carácter rectilíneo, la misma deberá responder a las necesidades del grupo, por lo que puede tornarse en una secuencia cíclica que permita retomar, profundizar y ampliar contenidos ya estudiados en diferentes etapas del proceso.

Apropiación del conocimiento
Apropiación del conocimiento
En relación al principio de pertinencia, es de acotar que el mismo se refiere a la adopción de una o varias estrategias en particular que satisfagan las necesidades concretas detectadas en el contexto educativo. Es decir, se refiere a lo útil que pueda resultar la implementación de una estrategia de enseñanza en un momento dado, sin importar que la misma no haya sido incluida dentro de la programación originalmente estipulada. La pertinencia viene dada por el hecho de que la estrategia seleccionada funja como andamio y facilite la tarea de resolver el problema enfrentado por el alumno. Vale la pena destacar que para adoptar tal posición se requiere de un conocimiento profundo de todas las estrategias existentes y las teorías que las fundamentan, así como una actitud crítica y responsable por parte del docente.

El último principio medular referido a la coherencia se basa en detectar si el método o estrategia seleccionada para resolver cualquier situación de aprendizaje no es solamente pertinente sino congruente con dicha situación. Es decir, si las necesidades contextuales se adaptan o tienen conexión con la realidad del aprendiz. Esto implica poseer un pleno conocimiento del contexto social para que los aprendizajes adquiridos puedan extrapolarse de manera inmediata a la situación específica en donde el aprendiz habrá de ejercitarla. Con esto se evidenciaría una articulación armoniosa entre los contenidos aprendidos y su factibilidad de aplicación real.



gracias1.gif
Gracias